Balanceando de un tiempo en comunidad


A modo de memoria, llega el repaso de los días en que tuvimos que aprender a hacer algunas cosas desde cero, porque la realidad así lo exigió.

Como un balance producto del trabajo, repasamos aquí algunos puntos centrales en los que gratamente, el esfuerzo fue tanto como la gratificación por lo hecho.

Como todo el mundo, en todo el mundo, hacia el inicio de la Pandemia por COVID19 nos tuvimos que reinventar. Gran parte del desafío fue construir comunidad sin vernos de manera presencial, sin transitar las instituciones y tratando de afrontar el desafío de generar cercanía desde el distanciamiento.

No obstante, pudimos acompañarnos y más que nunca cumplir con ese precepto bíblico que nos simboliza como pueblo, Kol Israel Arevim Ze La Ze (Todos en el pueblo de Israel somos responsables los unos a los otros).

Acompañamos a familias que afrontaron la pérdida de seres queridos.

Generamos espacios para nuevas formas de encuentro, que se sumaron a los ya existentes. Así establecimos contacto telefónico con más de 300 socias y socios para realizar seguimiento de situación, diagnóstico de posibles necesidades y en ese caso, acompañamiento.

Adecuamos las ceremonias de culto, los Servicios Religiosos a la modalidad virtual. Esta modalidad se adoptó tanto para las tefilot de Shabat, como para las tefilot diarias matutinas así como Havdalot especiales.

Organizamos Iamim Norahim con participación presencial, cumpliendo los protocolos, pero dando la posibilidad de tener una Alia, y que sea compartido y seguido por todos con una transmisión de calidad.

Conmemoramos Iom Hashoá, organizado junto a DAIA Rosario con la participación de Ariel Gelblung, primera actividad presencial realizada cuando lo permitieron las adecuaciones de los protocolos sanitarios.

Realizamos el Ciclo de Rabinos Invitados con la participación de más de 30 rabinos del Movimiento Masortí que dictaron una charla cada miércoles. Contamos con Rabinos de Israel, EEUU, México, Perú, Uruguay, Brasil, Chile y Argentina.

Sostuvimos las actividades culturales, dentro de las cuales, y solo mencionando algunas, destacamos: la visita al museo interactivo de la Shoá en Buenos Aires, la visita al Museo de las Colonias judías de Entre Ríos junto a su Director Osvaldo Quiroga, y la Charla sobre COVID19 que tuvimos junto al Dr. Adolfo Rubinstein, ex Ministro de Salud de la Nación.

Construimos la Sucá y se contó con los 4 haminim (las 4 especias) durante Sucot. Se montó una guardia durante toda la festividad para que todo aquel que pudiera y quisiera, cumpliera con las mitzvot de la festividad.

Continuamos preparando las ceremonias de Bar y Bat Mitzvá junto a los jóvenes, de manera virtual, con la participación de los morim: Pablo Iugt, Baruj Krupnik, Joni Kohan, conjuntamente con el departamento de Acción Social. Sobre fin de año, tuvimos 3 ceremonias, cumpliendo con los protocolos vigentes y garantizando vía streaming que aquellos que no pudieron asisitir a la sinagoga, lograran acompañar a los homenajeados y honrados. Desde mitad de año, las ceremonias de Bar y Bat Mitzva volvieron a ser presenciales, habiéndose celebrado en el transcurso del año las dos ceremonias de Bat Comunitario que no pudieron realizarse 2020 y en 2021.

De manera virtual, se continuó con el proceso que habían iniciado miembros de la comunidad en relación a su guiur y su vinculación formal con el judaísmo. Se logró concluir el proceso exitosamente, con todos ellos habiendo pasado por el Bet Din (Tribunal Rabínico) y cumpliendo con la Tevilá (inmersión ritual) correspondiente en la Comunidad Amijai de Buenos Aires.

En verano 2020- 2021 desarrollamos un ciclo de actividades culturales y recreativas en el Camping Golda Meir durante todo el ciclo de verano, contando con la afluencia de muchísimos socios de nuestra comunidad.
Hemos asistido a Kehilot más pequeñas, proveyéndoles contenidos y acompañando sus actividades y propuestas a través de nuestros profesionales.

Cumplimos con nuestro compromiso institucional, honramos nuestras tradiciones; celebramos todas y cada una de nuestras festividades en comunidad.


Realizamos obras de parquización y refacciones en Cementerios, denunciando y repudiando los hechos de vandalismo y robos sufridos.


Contamos con una nueva págima Web de Kehilá, un infokehilá renovado, mayor participación en las redes sociales y logramos fortalecer los lazos y el equipo de comunicación para poder llegar de una mejor manera.
Estamos transitando el proyecto Shorasheinu para, a través de una acción de memoria, lograr materializar mejoras en el departamento de acción social de la Kehilá.

Agradecemos a quienes sostuvieron la presencia y acompañaron la vida institucional de Kehilá Rosario.

Sigamos trabajando. Hagamos comunidad.

Toda raba.

Kehila
Balanceando de un tiempo en comunidad

A modo de memoria, llega el repaso de los días en que tuvimos que aprender a hacer algunas cosas desde cero, porque la realidad así lo exigió.

Como un balance producto del trabajo, repasamos aquí algunos puntos centrales en los que gratamente, el esfuerzo fue tanto como la gratificación por lo hecho.

Como todo el mundo, en todo el mundo, hacia el inicio de la Pandemia por COVID19 nos tuvimos que reinventar. Gran parte del desafío fue construir comunidad sin vernos de manera presencial, sin transitar las instituciones y tratando de afrontar el desafío de generar cercanía desde el distanciamiento.

No obstante, pudimos acompañarnos y más que nunca cumplir con ese precepto bíblico que nos simboliza como pueblo, Kol Israel Arevim Ze La Ze (Todos en el pueblo de Israel somos responsables los unos a los otros).

Acompañamos a familias que afrontaron la pérdida de seres queridos.

Generamos espacios para nuevas formas de encuentro, que se sumaron a los ya existentes. Así establecimos contacto telefónico con más de 300 socias y socios para realizar seguimiento de situación, diagnóstico de posibles necesidades y en ese caso, acompañamiento.

Adecuamos las ceremonias de culto, los Servicios Religiosos a la modalidad virtual. Esta modalidad se adoptó tanto para las tefilot de Shabat, como para las tefilot diarias matutinas así como Havdalot especiales.

Organizamos Iamim Norahim con participación presencial, cumpliendo los protocolos, pero dando la posibilidad de tener una Alia, y que sea compartido y seguido por todos con una transmisión de calidad.

Conmemoramos Iom Hashoá, organizado junto a DAIA Rosario con la participación de Ariel Gelblung, primera actividad presencial realizada cuando lo permitieron las adecuaciones de los protocolos sanitarios.

Realizamos el Ciclo de Rabinos Invitados con la participación de más de 30 rabinos del Movimiento Masortí que dictaron una charla cada miércoles. Contamos con Rabinos de Israel, EEUU, México, Perú, Uruguay, Brasil, Chile y Argentina.

Sostuvimos las actividades culturales, dentro de las cuales, y solo mencionando algunas, destacamos: la visita al museo interactivo de la Shoá en Buenos Aires, la visita al Museo de las Colonias judías de Entre Ríos junto a su Director Osvaldo Quiroga, y la Charla sobre COVID19 que tuvimos junto al Dr. Adolfo Rubinstein, ex Ministro de Salud de la Nación.

Construimos la Sucá y se contó con los 4 haminim (las 4 especias) durante Sucot. Se montó una guardia durante toda la festividad para que todo aquel que pudiera y quisiera, cumpliera con las mitzvot de la festividad.

Continuamos preparando las ceremonias de Bar y Bat Mitzvá junto a los jóvenes, de manera virtual, con la participación de los morim: Pablo Iugt, Baruj Krupnik, Joni Kohan, conjuntamente con el departamento de Acción Social. Sobre fin de año, tuvimos 3 ceremonias, cumpliendo con los protocolos vigentes y garantizando vía streaming que aquellos que no pudieron asisitir a la sinagoga, lograran acompañar a los homenajeados y honrados. Desde mitad de año, las ceremonias de Bar y Bat Mitzva volvieron a ser presenciales, habiéndose celebrado en el transcurso del año las dos ceremonias de Bat Comunitario que no pudieron realizarse 2020 y en 2021.

De manera virtual, se continuó con el proceso que habían iniciado miembros de la comunidad en relación a su guiur y su vinculación formal con el judaísmo. Se logró concluir el proceso exitosamente, con todos ellos habiendo pasado por el Bet Din (Tribunal Rabínico) y cumpliendo con la Tevilá (inmersión ritual) correspondiente en la Comunidad Amijai de Buenos Aires.

En verano 2020- 2021 desarrollamos un ciclo de actividades culturales y recreativas en el Camping Golda Meir durante todo el ciclo de verano, contando con la afluencia de muchísimos socios de nuestra comunidad.
Hemos asistido a Kehilot más pequeñas, proveyéndoles contenidos y acompañando sus actividades y propuestas a través de nuestros profesionales.

Cumplimos con nuestro compromiso institucional, honramos nuestras tradiciones; celebramos todas y cada una de nuestras festividades en comunidad.


Realizamos obras de parquización y refacciones en Cementerios, denunciando y repudiando los hechos de vandalismo y robos sufridos.


Contamos con una nueva págima Web de Kehilá, un infokehilá renovado, mayor participación en las redes sociales y logramos fortalecer los lazos y el equipo de comunicación para poder llegar de una mejor manera.
Estamos transitando el proyecto Shorasheinu para, a través de una acción de memoria, lograr materializar mejoras en el departamento de acción social de la Kehilá.

Agradecemos a quienes sostuvieron la presencia y acompañaron la vida institucional de Kehilá Rosario.

Sigamos trabajando. Hagamos comunidad.

Toda raba.

Balanceando de un tiempo en comunidad
Contactanos!