Celebramos el Día de la Infancia a través de uno de los Programas de acción social


En el marco del Proyecto Hippy (Home Instruction Program for Parents of Preschool Youngsters) que en nuestro país se conoce como Programa de instrucción en el hogar para madres y padres de niñas/os en edad preescolar o Aprendiendo en casa, se llevó adelante la celebración por el Día de las Infancias con las familias de Villa Banana, territorio en el que se está trabajando esta línea de acción social.
Participaron representantes de nuestra Asociación Israelita de Beneficencia junto a miembros de la Asociación Siembra y Cosecha así como de la Universidad Nacional de Rosario.
De esta manera, inicia la Instancia de capacitaciones para que el equipo pedagógico interinstitucional pueda trabajar en el barrio con las familias que se suman.

Aprendiendo en casa


El programa HIPPY fue creado en Israel en 1969 por el Instituto de Investigación para la Innovación en Educación de la Universidad Hebrea de Jerusalén, como respuesta comunitaria a las necesidades de alfabetización de las niñas y niños pertenecientes a hogares en situación de vulnerabilidad social. Desde entonces HIPPY ha desarrollado un modelo pionero con excelentes resultados que llevaron a que se replique en varios países.

Este programa articula los aspectos fundamentales del desarrollo infantil, los procesos de aprendizaje de los niños/as y el rol educador de las familias. Presenta una forma innovadora de trabajo con los padres e hijos/as, brindando diversas herramientas para jugar y compartir momentos que les permitan dar comienzo al proceso educativo, resaltando la importancia que tienen las familias en el desarrollo temprano de sus hijos, promoviendo el hogar como ambiente educativo y el rol de los padres como responsables en la socialización primaria. En este marco, el proyecto propone un trabajo de acompañamiento a las familias durante 30 semanas.
Los programas HIPPY en todo el mundo siguen el mismo modelo: un diseño curricular adecuado al nivel de desarrollo de cada niño/a, con técnicas de dramatización (role-playing) como método de enseñanza, que es puesto en práctica por tutoras capacitados de la propia comunidad, bajo la supervisión de un coordinador profesional, según un esquema de visitas domiciliarias semanales intercaladas con reuniones grupales.

Cada uno de los elementos de HIPPY ha sido diseñado para eliminar los obstáculos que dificultan la participación de las familias en el acompañamiento del aprendizaje de sus hijos/as, como resultado del bajo nivel de escolaridad, la pobreza y el aislamiento social, entre otras problemáticas.
Entre los resultados alcanzados cabe mencionar: el alto compromiso de las familias participantes, lo que se traduce en un bajo nivel de deserción del programa; el fortalecimiento de los vínculos entre madres/padres e hijas/os; el mayor compromiso de las familias en los procesos de aprendizaje y el desarrollo cognitivo de las niñas/os; la contribución en la adaptación de las niñas/os al jardín y los aprendizajes concretos alcanzados por ellos, por ejemplo en lo que respecta a aprendizaje de palabras, letras, colores, entre otros; la preparación de las niñas/os para el ingreso a la escuela y mejoras en el rendimiento escolar.
Es importante aclarar que HIPPY es un programa que no reemplaza ningún proceso educativo formal, del mismo modo que ningún sistema formal puede compararse con las marcas que el vínculo entre padres e hijos establece en la constitución de los niños como sujetos plenos.


Experiencia en nuestro país

Desde el 2009 el Departamento de Programas Sociales de AMIA inicia el Proyecto “Aprendiendo en Casa – HIPPY” en Argentina, como Miembro de la Red Internacional HIPPY, con familias atendidas por su Servicio Social, en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano. En 2016, el programa se incorpora al Plan Nacional de Primera Infancia, lo que posibilita que se extienda a seis provincias del norte del país (Chaco, Corrientes, Jujuy, Misiones, Salta y Santiago del Estero), en el marco de un convenio con la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia. De esta forma, en 2019 “Aprendiendo en Casa – HIPPY” alcanza a 2.500 familias.
En Rosario, la experiencia se lleva adelante con familias con niñas y niños de 2 a 4 años de Villa Banana junto a asociaciones civiles y organismos institucionales que validan su participación en líneas de acción social a través de programas como este.

Dia de las infancias

Kehila
Celebramos el Día de la Infancia a través de uno de los Programas de acción social

En el marco del Proyecto Hippy (Home Instruction Program for Parents of Preschool Youngsters) que en nuestro país se conoce como Programa de instrucción en el hogar para madres y padres de niñas/os en edad preescolar o Aprendiendo en casa, se llevó adelante la celebración por el Día de las Infancias con las familias de Villa Banana, territorio en el que se está trabajando esta línea de acción social.
Participaron representantes de nuestra Asociación Israelita de Beneficencia junto a miembros de la Asociación Siembra y Cosecha así como de la Universidad Nacional de Rosario.
De esta manera, inicia la Instancia de capacitaciones para que el equipo pedagógico interinstitucional pueda trabajar en el barrio con las familias que se suman.

Aprendiendo en casa


El programa HIPPY fue creado en Israel en 1969 por el Instituto de Investigación para la Innovación en Educación de la Universidad Hebrea de Jerusalén, como respuesta comunitaria a las necesidades de alfabetización de las niñas y niños pertenecientes a hogares en situación de vulnerabilidad social. Desde entonces HIPPY ha desarrollado un modelo pionero con excelentes resultados que llevaron a que se replique en varios países.

Este programa articula los aspectos fundamentales del desarrollo infantil, los procesos de aprendizaje de los niños/as y el rol educador de las familias. Presenta una forma innovadora de trabajo con los padres e hijos/as, brindando diversas herramientas para jugar y compartir momentos que les permitan dar comienzo al proceso educativo, resaltando la importancia que tienen las familias en el desarrollo temprano de sus hijos, promoviendo el hogar como ambiente educativo y el rol de los padres como responsables en la socialización primaria. En este marco, el proyecto propone un trabajo de acompañamiento a las familias durante 30 semanas.
Los programas HIPPY en todo el mundo siguen el mismo modelo: un diseño curricular adecuado al nivel de desarrollo de cada niño/a, con técnicas de dramatización (role-playing) como método de enseñanza, que es puesto en práctica por tutoras capacitados de la propia comunidad, bajo la supervisión de un coordinador profesional, según un esquema de visitas domiciliarias semanales intercaladas con reuniones grupales.

Cada uno de los elementos de HIPPY ha sido diseñado para eliminar los obstáculos que dificultan la participación de las familias en el acompañamiento del aprendizaje de sus hijos/as, como resultado del bajo nivel de escolaridad, la pobreza y el aislamiento social, entre otras problemáticas.
Entre los resultados alcanzados cabe mencionar: el alto compromiso de las familias participantes, lo que se traduce en un bajo nivel de deserción del programa; el fortalecimiento de los vínculos entre madres/padres e hijas/os; el mayor compromiso de las familias en los procesos de aprendizaje y el desarrollo cognitivo de las niñas/os; la contribución en la adaptación de las niñas/os al jardín y los aprendizajes concretos alcanzados por ellos, por ejemplo en lo que respecta a aprendizaje de palabras, letras, colores, entre otros; la preparación de las niñas/os para el ingreso a la escuela y mejoras en el rendimiento escolar.
Es importante aclarar que HIPPY es un programa que no reemplaza ningún proceso educativo formal, del mismo modo que ningún sistema formal puede compararse con las marcas que el vínculo entre padres e hijos establece en la constitución de los niños como sujetos plenos.


Experiencia en nuestro país

Desde el 2009 el Departamento de Programas Sociales de AMIA inicia el Proyecto “Aprendiendo en Casa – HIPPY” en Argentina, como Miembro de la Red Internacional HIPPY, con familias atendidas por su Servicio Social, en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano. En 2016, el programa se incorpora al Plan Nacional de Primera Infancia, lo que posibilita que se extienda a seis provincias del norte del país (Chaco, Corrientes, Jujuy, Misiones, Salta y Santiago del Estero), en el marco de un convenio con la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia. De esta forma, en 2019 “Aprendiendo en Casa – HIPPY” alcanza a 2.500 familias.
En Rosario, la experiencia se lleva adelante con familias con niñas y niños de 2 a 4 años de Villa Banana junto a asociaciones civiles y organismos institucionales que validan su participación en líneas de acción social a través de programas como este.

Celebramos el Día de la Infancia a través de uno de los Programas de acción social
Contactanos!